Cómo evitar el desgaste de las puertas seccionales del muelle de carga por los roces

Uno de los problemas que se encuentran las industrias en los muelles de carga es el desgaste de las puertas seccionales, sobre todo en el último metro hasta el suelo. Las prisas nunca han sido buenas compañeras de viaje y los camiones, a menudo, al efectuar la carga y descarga se rozan contra los laterales de las puertas. Esto puede conllevar al final a una avería de la misma, y más si se trata de una zona con mucho movimiento logístico.

Una de las soluciones para evitar el desgaste de las puertas seccionales es la colocación de un sistema de protección frente a ellas. Si instalamos unos bolardos delante, evitaremos el roce directo de las traspaletas o carretillas contra la puerta y con ello posibles averías en un futuro. Con este método se conseguirá proteger las guías de las puertas.

Pese a que con los bolardos solventamos este problema, nunca está de más equipar nuestro muelle de carga con los accesorios y protecciones que alargarán su vida, aumentarán la seguridad y lo harán más eficiente. Entre ellos se encuentran los tubos de guiados, los semáforos, los Bumpers o topes de protección, los retenedores de camión o los abrigos hinchables o retráctiles, entre otros elementos.

 

Ventajas de las puertas industriales seccionales

Las puertas industriales seccionales están pensadas para ser usadas en áreas de acceso de mercancías o vehículos de locales industriales y comerciales, ya que cuentan con un alto poder de aislamiento térmico y acústico. Poseen un sistema de seguridad que cumple con la normativa DIN 13241-1 que impide la caída de la puerta ante una rotura del muelle o de los cables de sujeción.

Gracias a la posibilidad de abrirse verticalmente hacia arriba, desplazándose los paneles por debajo del techo de manera horizontal o verticalmente si el edificio lo permite, siempre va a ser posible la colocación de este tipo de puertas. Además se adapta a la perfección a la cubierta, por lo que garantiza la un alto nivel de funcionalidad y optimización del espacio. Debido a sus características constituyen la solución más práctica y segura para las tareas de carga y descarga.

Si has sufrido un desgaste de las puertas seccionales por el roce de las carretillas o traspaletas y quieres evitar que vaya a más, contacta con nosotros y te asesoraremos sin compromiso.

Puertas cortafuegos en naves industriales, ¿Son obligatorias?

Las puertas cortafuegos en naves industriales se instalan con el objetivo de evitar o retrasar la propagación del fuego de una sección a otra del edificio, ofreciendo además, una rápida evacuación del personal. Pero, ¿es obligatoria su instalación?

 

Obligatoriedad de las puertas cortafuegos en naves industriales

Toda actividad industrial de producción o almacenamiento, talleres de reparación y los estacionamientos de vehículos destinados al servicio de transporte de personas y transporte de mercancías, y determinados servicios auxiliares a estas actividades, deberán seguir los procedimientos definidos en la normativa referente a la compartimentación o sectorización del incendio, recogida en el “El Reglamento de Seguridad contra Incendios en Establecimientos Industriales” (RD 2267/2004, de 3 de diciembre).

En base a esta normativa, las puertas cortafuegos son obligatorias para la sectorización de la nave. Una división en diferentes compartimentos que viene definida en la tabla 2.1 del anexo II del RD 2267/2004: “Máxima superficie construida admisible de cada sector de incendio”.

¿Cuál es la realidad?

En alapontlogistics nos encontramos constantemente  naves industriales o de almacenamiento que no disponen de puertas cortafuegos en las zonas de paso de un sector a otro. Y en muchos casos, esta zona no dispone de ningún tipo puerta.

Pero lo que llama aún más la atención, es el desconocimiento de esta obligación por parte de algunos responsables del edificio, pues las inspecciones cada vez son mayores y más exigentes.

¿Qué requisitos deben disponer estas puertas cortafuegos?

Las puertas de paso entre dos sectores de incendio:

    • Tienen que tener una resistencia al fuego, al menos, igual a la mitad de la exigida al elemento que separe ambos sectores de incendio, o bien a la cuarta parte de aquella cuando el paso se realice a través de un vestíbulo previo.

 

    • Las puertas cortafuego deberán disponer de un sistema de autocierre C5 (al igual que marca el CTE). En aquellos casos en los que se justifique adecuadamente un menor uso de la puerta, dichos sistemas de autocierre podrán ser C3 (50.000 ciclos). Los elementos compartimentadores móviles no serán asimilables a puertas de paso a efectos de la reducción de su resistencia al fuego.

 

    • También hay que señalar que las bisagras de muelle como sistema de autocierre, han sido prohibidas por el Real Decreto 312/2005 y por el CTE.

 

  • Marcado CE de las puertas cortafuegos. Se debe comprobar que la clase de resistencia o de reacción al fuego que consta en el etiquetado o en la documentación de acompañamiento del marcado CE cumple con lo requerido en la reglamentación y en el proyecto. Para las puertas sin marcado CE o con marcado CE en el que no conste la característica requerida, la comprobación de las propiedades de comportamiento ante el fuego debe hacerse a través de la acreditación documental que acompañe al producto.

 

Tipos de puertas cortafuegos para naves industriales

Alapontlogistics dispone de 3 tipos de puertas cortafuegos para naves industriales, fabricadas bajo los estándares de máxima calidad y tras exhaustivas pruebas que superan las exigencias en materia de seguridad. Estas puertas cortafuegos presentan todas las garantías de seguridad para los lugares calificados como zona con exigencias especiales en la protección contra incendios.

Puertas cortafuegos correderas

Las puertas correderas cortafuegos, son puertas que se desplazan horizontalmente por una guía carril y que por sus características, permiten construcciones de grandes dimensiones.

El uso más común de las puertas correderas es para zonas donde deben permanecer normalmente abiertas, por lo que  disponen de un sistema de retención electromagnética. Una vez se activa el cierre de la misma (una señal de detección de incendios corta el suministro eléctrico) el sistema de contrapesos provocará el cierre de la puerta.

A diferencia de las puertas batientes, las correderas cortafuegos deberán tener una resistencia al fuego igual a la exigida al elemento que separe ambos sectores de incendio.

En caso de que la puerta se encuentre en un recorrido de evacuación, deberá estar provista de una puerta peatonal.

puerta cortafuegos corredera

 

Puertas cortafuegos de guillotina

En los casos en los que la nave no disponga de espacio lateral suficiente para instalar una puerta corredera horizontal, se podrá optar por una puerta cortafuegos vertical o de guillotina. Siempre y cuando se disponga de una altura suficiente.

Este tipo de puertas, muy similar al anterior, pero con desplazamiento vertical, es muy usado en los pasos de producción de diferentes sectores de la nave o almacén.

Puertas cortafuegos pivotantes

Son las más habituales en los edificios. El sistema constructivo se basa en el giro de la hoja sobre bisagras verticales.

A diferencia de las anteriores, que sirven para zonas de paso de grandes dimensiones entre los diferentes sectores, las puertas cortafuegos pivotantes, se suelen utilizar para zonas de paso peatonal, como puede ser en la división de las actividades o servicios auxiliares a la actividad principal.

Puerta cortafuegos pivotante

 

¿Necesitan mantenimiento las puertas cortafuegos industriales?

Toda puerta cortafuegos, al ser un elemento de seguridad pasiva, necesita un mantenimiento preventivo que conserve inalterables sus propiedades en caso de incendio. El mantenimiento de una puerta se debe realizar periódicamente atendiendo al uso que esta reciba dependiendo del número de aperturas y trato recibido.

La normativa en materia de mantenimiento de los medios contra incendios, así como la periodicidad de la misma, se encuentra regulada en el apéndice 2 del Reglamento de instalaciones de protección contra incendios, aprobado por el Real Decreto 1942/1993, de 5 de noviembre.

 

¿Cumple tu nave con la normativa sobre puertas cortafuegos?

Nuestro equipo técnico y comercial puede visitar tus instalaciones y asesorarte de las necesidades de tu almacén de forma gratuita. Solo tienes que ponerte en contacto con nosotros y atendernos tu petición lo antes posible.

[vc_column][mk_button dimension=»flat» corner_style=»rounded» size=»large» url=»https://alapontlogistics.com/contacto/» align=»center» button_custom_width=»300″ bg_color=»#2ea3f2″ btn_hover_bg=»#283175″ btn_hover_txt_color=»#ffffff»]Contacta con nosotros[/mk_button][/vc_column]

 

Fabricante, instalador, propietario o mantenedor de Puertas Industriales. ¿Cual es tu rol y tus obligaciones?

puertas industriales

Los portones y puertas industriales o de garaje, manuales o automáticas, conllevan una serie de obligaciones para cada uno de los actores que entran en juego, ya sea a la hora de fabricar el producto, o en el momento de sus instalación, así como en el uso que se hace de ella como propietario o en las obligaciones que conlleva su mantenimiento a través de la empresa mantenedora de la puerta.

Aquí detallamos según los roles, las obligaciones que atañen a cada uno de ellos:

 

Obligaciones del fabricante de puertas industriales:

 

  1. El fabricante debe Evaluar y verificar la conformidad del producto. Para ello:
  • Debe elaborar un informe de ensayo de producto tipo. Este ensayo deberá ser realizado por un Organismo Notificado por cualquier estado miembro de la UE. El resto de ensayos deberán ser realizados y declarados por el fabricante en caso de querer declarar esa prestación.
  • Tener implantado un Sistema de gestión de la Calidad en fábrica que cubra los parámetros ensayados y declarados. Aquí no es necesaria la intervención de un Organismo Notificado ya que el control de la producción en fábrica es responsabilidad del propio fabricante.
  1. El fabricante debe de elaborar la Documentación Técnica del producto. Manuales de instalación, de uso, planos técnicos, etc.
  2. Debe de suministrar las instrucciones adecuadas para asegurar que las puertas puedan ser correctamente instaladas, maniobradas, mantenidas y desmanteladas de forma segura, además de la información de seguridad.
  3. Elaborar y entregar al cliente la Declaración de prestaciones (Declaración de conformidad).
  4. Colocar en la puerta el marcado CE.

 

Obligaciones del Instalador de puertas industriales y de garaje:

  1. Únicamente podrá utilizar instaladores formados adecuadamente.
  2. El personal parcialmente entrenado solamente podrá usarse como asistentes bajo la supervisión de un instalador.
  3. Es obligación de la empresa instaladora, suministrar la formación necesaria a sus instaladores para asegurar sus competencias y un conocimiento del producto que les haga capaces de realizar la instalación de forma satisfactoria.
  4. Mantenerse actualizado de las nuevas competencias y novedades en cuanto a la aparición de nuevas técnicas y de la evolución de los productos.
  5. Elaborar y conservar registros apropiados de la formación.
  6. Entregar al propietario la siguiente documentación:
  • Marcado CE (la etiqueta va colocada en el producto por el fabricante).
  • Declaración de prestaciones.
  • Manual del Usuario (incluyendo las instrucciones de uso de la puerta).
  • Manual y libro de registro de mantenimiento. En este libro deberán anotarse la correcta instalación de la puerta, la identificación de quien la ha instalado, la fecha de entrega y de puesta en marcha.

 

Obligaciones del propietario y/o usuario:

¿Quién  es el propietario?  El propietario de toda puerta industrial o de garaje es toda persona física o jurídica que tiene el poder de disposición de una puerta y toma la responsabilidad de su maniobra y mantenimiento.

  1. Utilizar, conservar y mantener la puerta conforme al Manual de Usuario y el Libro de Mantenimiento que suministra el fabricante o el instalador. Para garantizar el buen funcionamiento de la puerta industrial o de garaje.
  2. Cumplir toda la normativa nacional aplicable y los demás requisitos sobre el mantenimiento de la puerta.
  3. Adecuar las puertas ya instaladas a los nuevos requisitos mínimos de seguridad que puedan haber surgido como consecuencia del desarrollo de nueva reglamentación directrices posteriores a su instalación.
  4. Exigir al instalador toda la documentación
  5. Realizar las revisiones o encargarse de que se lleve a cabo el mantenimiento de la puerta con una empresa mantenedora que cumpla con los requisitos establecidos en la norma, cuando sea de aplicación.
  6. Llevar a cabo un mantenimiento planificado realizado por un mantenedor como muy tarde cuando la puerta sea puesta en servicio o, si va a permanecer sin utilizarse por un largo periodo de tiempo, antes de ponerse de nuevo en servicio.
  7. Facilitar al mantenedor el acceso a la puerta y al propio equipo para sus verificaciones.
  8. Impedir el funcionamiento de la puerta cuando, directa o indirectamente, tenga conocimiento de que la misma no reúne las mínimas condiciones de seguridad para las personas.
  9. Dejar fuera de servicio la puerta en caso de situaciones peligrosas.
  10. Informar al mantenedor en los siguientes casos:
  • Inmediatamente, acerca de cualquier funcionamiento anormal.
  • Inmediatamente, después de dejar fuera de servicio la puerta por alguna situación peligrosa.
  • Antes de realizar cualquier modificación relacionada con la instalación, su uso y/o su entorno.
  • Antes de realizar cualquier inspección por una tercera parte u otros trabajos distintos e los de mantenimiento en la puerta.
  • Antes de poner la puerta fuera de servicio durante un tiempo prolongado.
  • Antes de poner de nuevo la puerta en servicio después de un periodo de tempo parada.

Obligaciones del mantenedor:

  1. Mantener las puertas según el Libro de Mantenimiento del fabricante. Debe de prestarse especial atención a los elementos de seguridad de la puerta y dejar constancia documentar del mantenimiento realizado.
  2. Advertir e informar al propietario de cualquier riesgo grave de acidente que se detecte.
  3. Advertir al propietaro de la puerta de las deficiencias de la misma que afecten a la seguridad de las personas o bienes con el fin de ser subsanadas en el menor plazo posible. Para llevar a cabo de manera exhaustiva y sistematica las verificaciones necesarias para ello, dispone de unos listados de comprobación en la norma UNE 85635:2012.
  4. Corregir las averías que se produzcan en su funcionamiento. Según lo que se haya acordado previamente con el servicio contratado por el propietario.
  5. Tener a disposición del propietario a través de registros todas las operaciones relativas a los mantenimientos y actuaciones realizadas en las puertas incluyendo recomendaciones etc.
  6. Los registros de los mantenimientos realizados en las puertas deben de conservarse durante un periodo mínimo de 10 años.

 

Entonces, ¿Cuál es tu rol con las puertas industriales?

Contacta con nosotros si tienes cualquier duda, ¡contacta con nosotros!